miércoles, 26 de enero de 2011

Rx Cavum

Es una exploración bastante habitual en niños para comprobar alteraciones de la adenoides fundamentalmente. Lo más complicado de esta exploración, al ser en niños, es la colocación y la lateralidad exacta si no son demasiado colaboradores.
Colocaremos al paciente, sobre todo si son niños, sentados con la espalda apoyada contra un soporte, en lateral con respecto al bucky mural. Procuraremos que la línea infra orbito meatal (LIOM) esté perpendicular al chasis y que la cabeza y mandíbula esté en lateral estricto, como para una lateral de cráneo. La boca debe permanecer cerrada y debe respirar por la nariz durante el disparo. Podemos explicarle que debe hacer como si oliera una flor, para que entienda mejor como debe inspirar.
Centrar dos dedos por delante del conducto auditivo externo y utilizar una DFI de 1 m. Realizar el disparo durante la inspiración para poder visualizar el contraste negativo del aire. Los valores técnicos dependerán del tubo utilizado, pero una orientación puede ser 50 Kv y 25 mAs (siempre en niños).
Esta sería un ejemplo de Cavum en el que se distingue la nasofaringe, orofaringe y la laringofaringe por el contraste negativo del aire inspirado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada